miércoles, 20 de octubre de 2010

Utilidad de los números Racionales


Los números racionales debido a que están conformados por todos los enteros y fraccionarios y asu ves estos incluyen a los Números enteros y fraccionarios consideramos a todos ellos utilizados en nuestra vida cotidiana.
Por ejemplo:
Los números acotan todo lo que nos rodea, con pruebas sencillas podemos experimentar la aplicación de la aritmética en la vida cotidiana, desde los sistemas decimales para medir la distancia y la temperatura hasta la utilización del comercio electrónico y el cálculo del número de asistentes a una manifestación.
Empezamos por lo más sencillo: ¿Cómo saber cuántas ovejas tenemos?, o ¿Cuántas se comió el lobo? hay que contar y para ello utilizamos los números naturales: 1,2,3,4,5...





¿Qué día es hoy?, ¿Cuándo naciste?, hay que contar y ordenar y para ello usamos los números cardinales: 0,1,2,3.....
¿Cómo representar las temperaturas bajo cero? ¿Cómo contar cuando debemos más de lo que tenemos? Hay que contar a ambos lados de una referencia, y para ello usamos los números enteros:: -3, -2, -1, 0, 1... 


¿Cómo repartir un premio entre tres? ¿Cómo medir con la exactitud deseada? Hay que repartir y comparar, para lo que hay que usa los números racionales: ½, 2/3, ¼...

Pero podemos complicarlo todavía más: algo tan cotidiano y sencillo como una tarjeta de crédito contiene una clave cifrada en una fórmula matemática, conocida como proporción áurea, que ha seducido a los artistas desde la Antigüedad, y que explica desde la belleza del templo del Partenón, en Atenas, y la del hombre de Vitrubio de Leonardo hasta la de los elegantes mecheros Dupont.

Y encontramos más ejemplos: los automóviles registran el trayecto recorrido aplicando el número Pi (la razón entre el perímetro de la circunferencia y el diámetro) al giro de las ruedas; las hojas de papel DIN A 4 se miden a partir de una raíz cuadrada y las ramificaciones del sistema nervioso se pueden comprender con un tipo de número llamado fractal.

Pi, hallado hacia 1650 a.C., del que se han encontrado 4.294 millones de decimales (según la Universidad de Tokio), es uno de los números estrella del "salón de la fama de las cifras", que enmarca la muestra. Otros son el Gúgol, una cantidad mareante que consiste en un 1 seguido de cien ceros, algo más que la cantidad de partículas elementales que hay en todo el universo (10 elevado a 80). O el 9 elevado a 9 elevado a 9, que es el mayor número con notación decimal que puede escribirse con tres dígitos. Su resultado es un mastodonte de 369.693.100 dígitos. 

Es así que a diario venimos usando desde que tenemos uso de razón los números y en especial los Racionales.

1 comentario: